inversión (1)

Por José Ramiro Bertieri Quintero

Mucho se ha discutido y especulado sobre la propuesta del nuevo gobierno para gravar los ingresos por dividendos que obtienen las personas naturales, cuando son accionistas de empresas, se plantea que esta medida podría afectar el crecimiento empresarial y la inversión. Conviene entonces ilustrar un poco la situación y analizar como en realidad afecta a los inversionistas y la dinámica empresarial:

Consideraciones iniciales: 

  • El impuesto a los dividendos recae sobre las personas, no sobre las empresas. Para las empresas no hay afectación en materia tributaria, su tarifa de renta no varía, ni sus deducciones, ni sus utilidades. Sin embargo, dado que en algunos documentos de la propuesta de gobierno de Gustavo Petro se planteó el que los dividendos fuesen decretados en un porcentaje, conviene que eso se aclare, pues poner obligaciones de decretar dividendos sí tendría una incidencia en la capitalización de las empresas y la re-inversión de utilidades.
  • Ya existe en Colombia, un impuesto a los dividendos. Actualmente, las normas tributarias contemplan un impuesto de renta a los dividendos que es bajo (10%) y tiene topes mínimos. La propuesta no es nueva, en sentido estricto y lo que se pretende es equilibrar las tarifas de modo que quienes perciben ingresos por dividendos paguen el mismo impuesto que si obtuviesen ingresos por otra fuente. 

¿Como obtiene rentabilidad un inversionista de empresa?  Quienes invierten en empresas, obtienen ganancias por vía de dos fuentes que no necesariamente están correlacionadas:

  • Rentabilidad por reparto de utilidades (dividendos).  Varían año a año, dependen de los resultados financieros de la empresa, pero también de las decisiones internas que determinan el monto de ese reparto. Es posible que una empresa que tenga utilidades, decida no pagar dividendos (porqué tiene planes de inversión, o debe cubrir reservas, etc); es posible que una empresa con utilidades pequeñas pague mas dividendo que Ecopetrol. También incide el tipo de acción que posee el inversor, pues la hay preferenciales y las hay ordinarias, y las empresas pueden definir reglas para cada caso. Si el accionista tiene control de la empresa tiene control del reparto de utilidades, si es un minoritario sus opciones son inciertas. 
  • Rentabilidad en la compra - venta de acciones o participaciones, fusiones, adquisiciones. Es el beneficio obtenido de las transacciones con acciones y/o participación en empresas (depende de la forma jurídica de la empresa); y puede tener lugar de diversas maneras:

    • Con acciones que se cotizan en bolsa; es un juego especulativo donde el precio de la acción obedece a los resultados de la empresa, pero también a percepción; señales de mercado; noticias; rumores o chismes; y diversos factores objetivos y subjetivos. En Colombia el número de empresas que cotizan en bolsa es muy pequeño, el registro en la Bolsa de Valores de Colombia indica que son aproximadamente 20 empresas la que muestran actividad en el mercado accionario. 
    • Con acciones o participaciones de empresas que no cotizan en bolsa.  En negociaciones que se suceden basadas - normalmente - con base en análisis de los resultados de la empresa; consideraciones estratégicas; entrada de inversión foranea; posicionamiento de marca. A pesar que en Colombia es poco desarrollada la práctica de transar con la inversión en empresas; es una forma muy utilizada para tener rentabilidad: crear una empresa, posicionarla, venderla en todo o en parte; o atraer inversionistas; fusionar una empresa con otra. Es el libreto que siguen las startup para atraer inversión y generar ganancia para sus fundadores en las etapas mas tempranas del negocio,  y hasta cuando logran la madurez para llegar a la bolsa de valores. 
  • Nota: en este punto no se consideran casos como el salario que se paga un dueño de empresa, cuanto ostenta doble condición de accionista y directivo, pues esto no es una ganancia por efecto de su inversión, sino que termina siendo un gasto para la empresa. Es una manera de obtener beneficio, sin embargo los salarios que paga la empresa reducen sus utilidades, si el dueño de una empresa discresionalmente decide su sueldo, difícilmente tendrá otros inversionistas. 

 

Con base en lo anterior: 

¿A quien puede afectar un gravamen a los dividendos? Desde luego a todo el que reciba ingresos por reparto de utilidades; pero es importante distinguir:

  • A personajes como Sarmiento Angulo o los Gilinsky, que son accionistas de las empresas mas grandes, obtienen miles de millones como ingreso por dividendos. También a diferentes grupos empresariales que derivan su ingreso de las ganancias que tienen en varias compañías. 
  • Los dueños empresas pequeñas y medianas pueden tener este ingreso, pero estos también pueden optar por lo que mas les conviene, si pagarse salarios altos, repartir utilidades o no hacerlo, incluso mantener las empresas con bajo nivel de rentabilidad. 

Uno de los grupos mas preocupados por el gravamen a los dividendos son los emprendedores, pero curiosamente es a quien menos afecta pues comúnmente se observa que las empresas en etapa temprana generan pérdidas (no hay dividendos), a pesar que puedan llegar a ser "unicornios" o captar inversión, esto lo logran con base en una expectativa de crecimiento en el mercado, novedad, modelo de negocio, no sobre sus utilidades ni rentabilidad. 


¿El gravamen a los dividendos afecta la inversión? Probablemente, pero de forma marginal. Los inversionistas en acciones lo hacen movidos por el precio diario en el mercado de estas, no tanto por sus dividendos. De hecho, el reparto de dividendos puede tener una incidencia en periodo de una o dos semanas en el año, que es cuando se realizan las asambleas de las empresas y se define el pago de dividendos. Las otras 50 semanas del año el mercado se mueve al son de otros factores.

Cuando una empresa opta por comprar otra; esto se da en especial cuando empresas grandes, adquieren otras empresas, lo hacen por razones estratégicas, incluso mas que por su rentabilidad. 

¿Puede un inversionista evitar o reducir el pago del gravamen por dividendos? Básicamente, lo que puede hacer es promover la creación de valor por vía de la creación de nuevas empresas, fusiones, adquisiciones. Con riesgo de equivocación pero puede pasar que el impuesto a los dividendos termine incentivando una mayor inversión en nuevos emprendimientos y la transacción entre inversionistas.

En este punto hay que hacer notar que hoy, en muchos casos se observan diversos artilugios tributarios para eludir (legalmente) el pago de impuestos; las reformas que se plantean en el nuevo gobierno buscan reducir excenciones y deducciones, que no están conectadas con la generación de valor para la empresa. En la práctica, la forma como un inversionista puede verse menos afectado por el impuesto a los dividendos es buscando re-invertir las ganancias de las empresas de manera que el valor de las mismas aumente, y ellos pueden obtener el beneficio en operaciones de compra - venta de su participación en esos negocios; incluso, un efecto no previsto es que aumente el número de compañías que cotizan en la bolsa de valores, pues esa sería una manera de tener mas liquidez en su inversión. 

Esperamos que las reformas del nuevo gobierno, mantengan e incluso hagan mas atractivos los incentivos por inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación, en Agro-empresas y que se desarrolle de mejor manera el tema de la "economía naranja"; eso sería muy importante para mantener el estímulo a la innovación. 

Leer más…

OPEN Innovación Abierta OPEN Innovacion Abierta gtag('config', 'AW-999007865');